Mantequilla vs Margarina: ¿Cuál es la mejor opción para tu alimentación?


¿Miedo a la mantequilla?, ¿todavía crees que es mala para nuestra salud?, ¡¿pero no conoces la diferencia entre la mantequilla y la margarina?! Hace algunos años podrías haber escuchado que la margarina era lo más indicado para nuestra alimentación… ¿por qué?, ¿aún lo piensas? ¡Vamos a desmentirlo con unos nutri-consejos!

Mantequilla vs Margarina

Si junto a tus miedos y creencias alrededor de las propiedades nutritivas del huevo, se suma la idea de que las grasas de la mantequilla son malas o que la mejor opción para mantener la línea sin dejar de desayunar lo que te gusta es tomar margarina, deberías tomar nota:

¿Cómo distinguir entre una buena mantequilla de una mala margarina?

La margarina es el resultado de un proceso químico e industrial que, a pesar de proceder de aceites vegetales (por lo que se puede pensar que es bueno para nuestro organismo), la convierten en un alimento compuesto por grasas ultra-procesadas para nada recomendables para nuestra salud.
Por su parte, la mantequilla procede de la grasa natural de la leche. Y es que, las grasas no son malas para la salud siempre que sean naturales, y no ultra-procesadas. Lo único que debes de considerar es que la leche de esa mantequilla que te dispones a consumir a diario sea de la mejor calidad.

Consejos para elegir la mejor mantequilla

Aunque en el envase diga que cierta mantequilla está hecha con aceite de oliva, esto no es lo que debe importarte, pues si le das la vuelta para ver la etiqueta podrías encontrarte con que llevan aceite de canola, de palma y otros derivados muy poco saludables.

Lo que realmente importa a la hora de escoger una buena mantequilla, son 2 aspectos:

  1. Que haya sido preparada con leche entera.
  2. Que la leche proceda de vacas alimentadas con pasto.
Importante: No es necesario que escojas en el supermercado alimentos sin sal, a no ser que sufras de hipertensión. Ahora sabemos que comer sal no es “tan” malo.

¿Cómo prepara mantequilla casera?

Pero si aún no te convencen las mantequillas de tu supermercado, y prefieres optar por tu propia producción artesanal, así de fácil es cómo puedes preparar una buena mantequilla desde la comodidad de tu casa:

1- Echas la crema de leche en un recipiente con las dimensiones necesarias para batir.

2- Montas la crema con la batidora hasta que vaya cogiendo consistencia.

3- Con mucha paciencia, mantienes este proceso hasta que se ponga amarillo.

4- Cuando se produzca la mantequilla y ésta se separe del suero, lo retiras y la dejas enfriar al punto de sal.

¿Cómo preparar mantequilla vegana?

Es posible que estés pensando que, oye, tu eres una persona que no consume ningún alimento procedente de los animales, pues eres vegano. Pues para ti, también hay una receta muy sencilla para preparar mantequilla casera y saludable:

  1. Viertes aceite de oliva y aceite de coco en un recipiente.
  2. Lo calientas durante 1 minuto con sal para que el aceite de coco se haga líquido y lo puedas retirar.
  3. Lo mantienes en la nevera para que se enfríe y solidifique.

¡Y listo! Ya tenemos una fantástica mantequilla artesanal vegana que para nada tiene que envidiar a la mantequilla tradicional.

¿Probarás estas recetas en casa? Y, sobre todo, ¿perderás ya el miedo a la mantequilla?

Dr. Guillermo R. Navarrete

Dr. Guillermo R. Navarrete

Guillermo R. Navarrete (Nutrillermo), es Doctor en Nutrición Humana. Aplica el lenguaje y el método pedagógico adecuado para que todo tipo de personas aprendan a llevar una vida mas saludable a través de una buena alimentación.

Comparte esta publicación

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
stop-eating-shit

Te has apuntado con éxito